> ir al Portal "Reencarnación" <
> ir a "Relación de Contenidos" <

Aquí tienes lo siguiente:


06) ¿Por qué la Ciencia no acepta la Reencarnación?
* * La Mente tiene diversos niveles de percepción.

07) ¿Cómo < recuperamos > nuestra personalidad al nacer?
* * Cada Alma tiene su genética personal.
* * Cambios de género o sexo de una vida a otra.
* * Las circunstancias entorno al feto las propicia éste.

08) ¿Qué aporta la Astrología sobre la Reencarnación?
* * Las Casas Zodiacales y la aplicación de nuestros Valores.
* * Saturno astral y las inercias a superar.
* * La Luna: Factor de desconexión de la energía astral.
* * Ciclo lunar de recuperación de la personalidad.

Regresa a "Relación de Contenidos" para pedir otros diferentes.

06) ¿Por qué la Ciencia no acepta la Reencarnación?

* * La Mente tiene diversos niveles de percepción.

      Todos los procesos de la vida pueden ser justificados desde una gran diversidad de puntos de vista, según la cualidad mental que cada individuo haya desarrollado.

      Cada uno de estos puntos de vista está fundamentado por una de las diferentes áreas cerebrales que intervienen en la formación de cada criterio, que a su vez trabajan en diferente longitud de onda cerebral o vibración intelectiva.

      Trabajar la comprensión de los conceptos reencarnatorios requiere ser capaz de situarse mentalmente en otra frecuencia de percepción, más cercana a las áreas extrasensoriales propias de la abstracción cognitiva, diferente de la que se usa en los trabajos científicos.

      La percepción extrasensorial no puede transmitirse con hechos probatorios realizados a voluntad como los que manipulan los factores materiales con base en lo meramente sensorial; hechos probatorios con posibilidades de repetición que se conciben necesarios para que algo pueda entrar en terreno "científico".

      Dichas percepciones extrasensoriales, generalmente fuera del alcance de un cerebro que se mueve por los ámbitos de la Física, contradicen algunos postulados de lo que se concibe como realidades vitales del proceso humano y sobre los que los estamentos gubernamentales construyen sus modos de intervención, por lo que fácilmente se comprende no puedan ser aceptados, del mismo modo que a la propia Medicina (ciencia médica ortodoxa) le cuesta aceptar sobre la realidad transpersonal de los Cuerpos y el origen intrínseco personal de todas las afecciones orgánicas.


Subir
07) ¿Cómo < recuperamos > nuestra personalidad al nacer?

* * Cada Alma tiene su genética personal.

      Volver a nacer significa "volver a iniciar la recuperación de la personalidad humana que caracteriza a nuestro ser personal", para que una vez alcanzada dicha recuperación, podamos conducirla hacia los nuevos objetivos que precisamos experimentar o desarrollar.

      Al ser nuestro Cuerpo "la concreción material de los valores alcanzados por nuestra Mente", expresada en las formas corporales orgánicas que corresponden a cada personalidad, seremos prácticamente igual en lo físico a como fuimos en la vida anterior, con las variantes que se correspondan con los cambios que hayamos podido experimentar en nuestra mente en base a lo vivido en esa otra existencia.

      Será corriente incluso hasta el pasar por análogos procesos de enfermedad y de circunstancias específicas anatómicas que caractericen a nuestra personalidad, pues "el cuerpo ha de adecuarse plenamente a los valores mentales de la personalidad que venimos a expresar" en esta nueva vida.

      En una y otra vida somos el mismo Ser prosiguiendo su desarrollo, y como una misma personalidad se expresa en el cuerpo que genera sus modos, pues siempre resultará muy fácil identificar a aquel en vidas cercanas sucesivas.

      En la vida presente, de un día a otra no cambiamos de aspecto, aunque lo pudiéramos hacer en un tiempo más distante, pero siempre los rasgos más característicos se mantendrían. No obstante, mi experiencia en el análisis de la fisonomía para saber de la condición interna de una persona, me ha hecho ver que cuando cambiamos de una actitud mental a otra, lo cual puede ocurrir en breves segundos, los cambios que se perciben en el rostro pueden llegar a ser muy notables, donde las tonalidades de la piel, la tersura de ésta y los aspectos de volumen de las diversas áreas del rostro adquieren significativas diferencias.

      El proceso de recuperación de la personalidad base del individuo dura en torno a los 27,5 años (ciclo astrológico lunar), a partir del cual el sujeto puede ir ya expresando la resultante global de sus inercias internas, ya recuperadas del todo y a las que habrá podido añadir algunos de los factores resultantes de sus experiencias durante esos años indicados.


Subir

* * Cambios de género o sexo de una vida a otra.

      Los cambios de sexo que en nosotros pueda estar en posibilidad de ocurrir de una vida a otra, son los que marcarán más diferencias, tanto en la anatomía y fisiología corporal, como en la psique, pero sin desdibujarse físicamente demasiado la personalidad que en el fondo somos. Los cambios más importantes estarán marcados por las influencias de las glándulas "generativas" (sexuales) que en la actualidad impulsan desarrollos distintos por la diferente cualidad de género que el individuo ha adquirido, cuyo proceso fisiológico se define en las primeras semanas de gestación, una vez que las glándulas genésicas se definen por uno u otro sexo (interiorizarse o exteriorizarse).

      Esto anterior nos pemite comprender lo que puede ocurrir psicológicamente en un alma que trae de vida anterior inercia de comportamiento en cuerpo femenino, y no acepta su posible condición de cuerpo de hombre en su vida actual, motivado por una circunstancia de su ser que no percibe con claridad en su conciencia y que entra en contradicción con su inercia subconsciente.

      Lo del punto anterior puede aplicarse a la gran diversidad de casos posibles que de hecho ocurren en la vida diaria con los tránsitos de experiencias de vida de hombre / mujer. El Ser en sí no es ni masculino ni femenino, pues estas dos cualidades de manifestación orgánica se suscitan en los planos de la Dualidad que caracteriza al desarrollo de la Conciencia en lo que llamamos vida física o terrena. Cada uno de esos dos valores polares permite desarrollos distintos y complementarios en la realidad de Ser, esenciales para su capacidad creativa.

      Esto nos debe ayudar a tratar de comprender que el enjuiciamiento de los casos de homosexualidad deben ser considerados añadiendo esas premisas de cambios de género de una misma personalidad y los desconciertos e incoherencias que pueden originar en ella misma a la hora de comportarse con respecto a las características fisiológicas que expresa su cuerpo, y el modo de relación interpersonal afectiva.

      Las características del Cuerpo expresan la opción por la que se ha definido el Alma en su encarnación, y debieran tenerse bien presente, pues será a través de tal condición orgánica como puede desarrollar los valores que viene a cultivar, ya que si los precisara desde la otra opción de género, a ella habría dado lugar. Son las inercias imperantes del subconsciente las que deben ser reconsideradas, al igual que ocurre en las inercias de hábitos nutricionales no oportunos sobre los que se aconseja modificar para no llevar al individuo a situaciones de desarmonías psicofísicas.


Subir

* * Las circunstancias entorno al feto las propicia éste.

      No son las circunstancias externas del feto las que condicionan sus modos de comportamiento psicofísico posteriores al nacimiento, sino que son los valores internos del mismo y lo que debe colaborar en la configuración de la personalidad que le es propia, los que mueven sus circunstancias externas, e incluso los procesos por los que durante el periodo de gestación viven sus padres biológicos.

      Lo interno genera el mundo exterior para manifestarse ante sí mismo y desarrollar de esta manera su conciencia de ser individual.

      En el apartado "Cada alma infunde sus rasgos al que será su cuerpo", del Tema 2, encontrarás ampliación de lo que en éste se trata.


Subir
08) ¿Qué aporta la Astrología sobre la Reencarnación?

* * Las Casas Zodiacales y la aplicación de nuestros Valores.

      La hora de nuestro nacimiento condicionará el campo de aplicación en el que tenderemos a volcar los diferentes valores de nuestra personalidad.

      Son las llamadas "Casas zodiacales" las que asumirán el protagonismo propio de cada Planeta en nuestra Carta.


Subir

* * Saturno astral y las inercias a superar.

      El planeta Saturno, que da una vuelta completa por el zodiaco cada 30 años, viene a mostrarnos la tendencia principal que hemos de abandonar en esta existencia; tendencia la cual absorbería toda nuestra energía, sin eficacia en su desarrollo, dejándonos sentimientos de fracaso.

      Los demás planetas, ya sin tanta trascendencia como nos marca Saturno, inciden en los modos de aplicación de nuestros diferentes valores.


Subir

* * La Luna: Factor de desconexión de la energía astral.

      La Luna, en su tránsito mensual por todo el Zodiaco, tiene entre una de sus funciones, la de desconectarnos cíclicamente de las energías astrales que se sitúan al otro lado de la misma, es decir, las que ejercerían los planetas que en la carta natal están junto o cercanos a ella. Actúa a modo de "espejo" que retorna a su procedencia lo que llega hasta ella, impidiendo que esas energías sigan su trayectoria inicial hacia la Tierra.

      Esa desconexión posibilita el rompimiento circunstancial de las inercias que estamos tendentes a expresar en nuestros estados internos y manifestaciones externas. Con esto, todos los valores de nuestra personalidad tienen la posibilidad de irse expresando, a pesar de otras inercias imperantes.

      Aplicando ese modo de influencia de la Luna en nuestra Carta Astral, podremos conocer los valores energéticos planetarios o de otro orden que estaremos tendentes a no poder expresar o que resultarán ser débiles en nosotros, aquellos en que la Luna esté en conjunción con los mismos.

      La Luna, allá donde esté situada en nuestra carta natal, intervendrá también en inducir a que ciertos desarrollos los hagamos desde los niveles intuitivos y no racionalizándolos.


Subir

* * Ciclo lunar de recuperación de la personalidad.

      El ciclo de la primera Revolución Lunar (de aproximadamente 27'5 años) es el que precisamos para el pleno despertar de nuestra personalidad.

      Durante él, la Carta astral irá mostrando los elementos más relevantes de la personalidad y en las fechas en que se van activando o haciendo acto de presencia en nuestros comportamientos.


Subir